Blog

¿Cómo tratar un proceso de cicatrización?

julio, 12, 2022

cicatrización con productos bassa

¿Cómo tratar un proceso de cicatrización?

julio, 12, 2022

¿Sabías que nuestro cuerpo cuenta con la capacidad para recuperarse después del daño? En el caso de las cicatrices cutáneas son un mecanismo de reparación de la piel. De seguro has pasado por este proceso en el que no sabes cómo actuar ante una cicatriz, por ello te explicamos aquí cuál es el proceso de cicatrización y sus cuidados.

Cuando la piel se lesiona, nuestro cuerpo pone en movimiento una serie automática de eventos para reparar los tejidos lesionados. Este proceso de cicatrización se divide en cuatro fases: Coagulación, inflamación, proliferación y maduración.

Fases de cicatrización:

Coagulación: Comienza inmediatamente después de presentarse la lesión y el objetivo es detener la hemorragia.

Inflamación: Cuando aumenta la vascularización y nuestras células inflamatorias y plaquetas viajan al área dañada para crear una costra que evite una hemorragia.

Proliferación: Pasadas unas semanas desde la lesión, el colágeno es reabsorbido y se produce la remodelación de la zona, dando lugar a un aspecto más suavizado en relación con el resto de la piel.

Maduración: Sucede cuando el nuevo tejido gana fuerza y ​​flexibilidad lentamente. Este proceso varía mucho de una herida a otra y suele durar de 21 días a dos años.

¿Cuáles son los cuidados para una cicatriz?

Al momento de producirse la herida es importante mantener una extrema higiene para evitar infecciones. Si la herida se infecta tendrás más riesgo de una cicatriz antiestética. Además es importante no exponer la herida al sol.

Existen cremas y pomadas cicatrizantes que ayudan a mejorar el aspecto de las lesiones, ya sea en su proceso de cicatrización o una vez que ya está hecho cicatriz. Como es el caso de Repitel Crema, que acelera la regeneración de la piel en heridas y quemaduras evitando la formación de una cicatriz. Otra alternativa para cicatrices nuevas o viejas es Regenex, un gel tópico con principios activos que disminuye y alisa la apariencia de la cicatriz existente.

Una recomendación en el caso que tu cicatriz se encuentre en una mucosa, en un pliegue o tengas la piel grasa, es optar por una textura tipo gel como Regenex. El gel también es muy útil en caso de cicatrices del acné.

Recuerda que en el cuidado de una cicatriz hay tres palabras claves: Higiene, rapidez y perseverancia. Actúa desde el principio, sé constante y obtendrás muy buenos resultados.


Aliquam molestie dignissim nulla tempor feugiat. Vestibulum tristique auctor dolor, ac efficitur eros placerat a. Fusce ornare quam elit, quis malesuada diam dignissim eget. Sed ut sem urna. Duis pharetra, lectus sit amet consequat laoreet, enim turpis fermentum diam, eu interdum ligula magna eu neque. Aenean nec nulla risus. Pellentesque quis augue a nunc ultricies consectetur. Nunc ut nisi sodales, gravida orci accumsan, pretium sem. Ut eget orci quis est iaculis volutpat. Vestibulum quis arcu vel ipsum feugiat congue. Phasellus libero leo, congue sit amet est ut, pellentesque dignissim quam. Vestibulum sit amet nunc non mauris ullamcorper eleifend. Sed et egestas eros, in rutrum velit”.

Betty Ipsum
Profesión