La Dermatitis Atópica

Piel Atópica con tendencia al enrojecimiento y picor. Conoce todo acerca de esta enfermedad inflamatoria de la piel que es causada por diversos factores.

¿Qué es la Dermatitis Atópica?

La Dermatitis Atópica también llamada Eccema, es una enfermedad inflamatoria de la piel que se caracteriza por la resequedad, enrojecimiento y en especial el picor.

Este tipo de piel es muy reactiva y sensible, carece de muchos factores como agua y grasas, factores importantes para mantener la piel sana y fuerte.

La Dermatitis Atópica afecta a bebés y niños y, en menor medida, a los adultos.

Dermatitis-atopica

Síntomas

Los principales síntomas de la dermatitis atópica son:

RESEQUEDAD

Es una piel áspera y reseca, con poca agua y grasa, por lo que se descama e irrita con mucha facilidad.

INFLAMACIÓN Y ENROJECIMIENTO

La alteración de la función barrera de la piel permite a los factores externos penetrar más profundamente en la epidermis, por ende, la piel se vuelve más vulnerable y reactiva.

INTENSO PICOR

La dermatitis atópica se caracteriza por intenso picor debido a la falta de agua y lípidos (grasa) en la piel.

Slider

Causas

La Dermatitis Atópica no tiene una sola causa, lo que sí está claro es que además de la predisposición genética es el conjunto de varios factores:

  • Herencia Genética.
  • Falta de hidratación.
  • Alergias Alimentarias.
  • Agentes Irritantes.
  • Estrés emocional.
  • Exceso de calor y humedad.

“SEGURIDAD Y EFICACIA AL CUIDADO DE LA PIEL ATÓPICA”

Pieles Atópicas y Sensibles con tendencia al enrojecimiento.

Bassa Sensyderm es una línea especializada en brindar un rápido alivio a la irritación, enrojecimiento y rascado, síntomas comunes de una piel atópica y sensible.

Crema facial hidratante antiinflamatoria sin efectos secundarios, diseñada para el tratamiento de una piel atópica o sensible.

Crema corporal hidratante antiinflamatoria sin efectos secundarios, diseñada para el tratamiento de una piel atópica o sensible.

Tratamientos

Hidratación

Todo tipo de piel necesita una constante hidratación, en especial las pieles atópicas y sensibles.

Para estos casos recomendamos Sensyderm, una crema hidratante antiinflamatoria con una fórmula natural libre de agentes irritantes que va permitir calmar los brotes e hidratar la piel.

Protección Solar

Los rayos solares afectan aquellas personas que tienen una piel atópica o sensible, alterando la barrera protectora de la piel provocando irritación y picor.

Se recomienda un protector solar a partir de los 6 meses de edad, debe ser una presentación pediátrica o para niños que no contenga parabenos ni ningún agente irritante.

LÍNEA ESPECIALIZADA EN MEJORAR LOS SÍNTOMAS DE LA DERMATITIS ATÓPICA

Preguntas Frecuentes

Te dejamos respuestas a las preguntas más frecuentes

Existen muy buenos hidratantes en el mercado que restauran la barrera lipídica de la piel aliviando los síntomas asociados a una piel atópica, sin embargo, en muchas ocasiones se requiere de un producto que además de hidratar pueda ayudar a desinflamar la piel y crear una capa protectora ayudando a prevenir un brote atópico.

En otras situaciones se necesita de un producto que cumpla el rol natural de sustituir un corticoide pero que siga cumpliendo en cierta escala la acción antiinflamatoria, pero sin los efectos secundarios que suelen presentar los corticoides.

Sensyderm gracias a la ectoina se convierte en el único hidratante con acción antinflamatoria comparada con un corticoide de baja potencia, pero sin efectos secundarios. Por ende, se vuelve una alternativa 100% natural para prevenir y tratar una dermatitis atópica acelerando la recuperación de la piel.

Formula libre de alcohol, fragancia y parabenos.

Se puede utilizar a partir de la primera semana de vida del bebé, su fórmula 100% natural no contiene parabenos, fragancia, alcohol y es libre de esteroides lo que la convierte en una fórmula segura y tolerable para la delicada piel del bebé.

En neonatos, no existe contraindicación alguna, sin embargo, la piel del neonato requiere de extremos cuidados. Sensyderm cuenta con una formula muy tolerable, pero su uso en estos casos debe ser bajo supervisión médica.

Se recomienda aplicar sensyderm 2 veces al día, en especial después del baño. Puede ser aplicado en cara o cuerpo.

Si los síntomas persisten, por favor consultar a su médico de confianza.

Si, usualmente el corticoide por su mecanismo de acción trabaja en reducir sustancialmente el brote inflamatorio, pero no hidrata, algo que es muy importante en pieles atópicas. Sensyderm puede ser complementado con un corticoide logrando hidratar y fortalecer la barrera cutánea y reduciendo los síntomas de picor.

También puede ser utilizado como mantenimiento, posterior al uso del corticoide, que generalmente no se debe utilizar por más de 7 días.

Si, sensyderm cuenta con una completa fórmula para prevenir y tratar algún brote alérgico o atópico gracias a su alto poder hidratante y propiedades antinflamatorias, calmando el prurito y rascado. La ectoina es un restaurador y protector de la barrera cutánea que va permitir recuperar la piel, sumado a las propiedades emolientes de la manteca de karité, aceite de argán y ceramidas, logrando prevenir la perdida de agua.

Si, sensyderm puede cumplir la doble función de hidratación + antinflamatorio logrando mejores resultados.  Es importante verificar que la crema hidratante que complemente a sensyderm sea diseñada para pieles atópicas o sensibles.

La Dermatitis Atópica, también conocida como eccema, es una enfermedad crónica de la piel que causa picor, resequedad e inflamación. Este problema de piel afecta a bebés, niños y en menor medida, a los adultos.

En los niños suele aparecer en la cara y en zonas de flexión como los codos, las rodillas, o en el cuero cabelludo, así como en piernas y glúteos. En el caso de los bebés, aparece una piel seca y descamada, que se desprende con facilidad. En el adulto aparecen estas irritaciones en cara y cuerpo.

La principal causa de esta enfermedad inflamatoria es la predisposición genética. Además, existen otras causas que pueden afectar este problema de piel como la alteración del sistema inmunológico, contaminación ambiental, alimentos o problemas emocionales.

El primer consejo siempre es acudir a un dermatólogo para que pueda determinar la gravedad del brote y el tratamiento a seguir.

Sin embargo, existen rutinas de cuidado para prevenir y controlar algún brote agudo de la dermatitis. Para este tipo de piel se requiere hidratación, nutrición y protección. Como primer paso la limpieza, una piel limpia con un pH equilibrado va fortalecer y reestablecer la función barrera de la piel. En segundo paso se recomienda la hidratación permanente, mañana y noche, en especial después del baño, si la piel esta hidratada la probabilidad de brote se reduce, además se va controlar los síntomas como el picado e irritación. 

En caso de brote severo, utilizar un corticoide de baja potencia combinado con una crema emoliente que tenga acción hidratante y antiinflamatoria.

En muchos casos desaparece cuando el niño se hace mayor, en otros casos perdura para toda la vida, pero con una sintomatología más leve.

Es importante saber que la Dermatitis Atópica se clasifica en leve, moderada y alta. El corticoide puede ser aplicado en cualquier fase, especialmente en la etapa moderada o alta, en una dermatitis leve basta con utilizar una crema hidratante que contenga antiinflamatorios. Por ende, el uso del corticoide no es malo siempre y cuando no se utilice por más de 7 días en casos de brote bajo supervisión de un médico.

Título

Contenido