Blog

Higiene íntima femenina

septiembre, 25, 2020

Higiene íntima femenina

septiembre, 25, 2020

1. La higiene de tu zona íntima

La higiene íntima femenina debe realizarse de manera apropiada para evitar problemas. Generalmente, estos pueden presentarse por exceso o falta de limpieza e incluso por desconocimiento y pudor. 

Los jabones íntimos contribuyen a una correcta higiene sin irritar, resecar, ni alterar el pH normal de tu ‘zona V’. Al utilizarlos, aseguras una protección natural frente a las infecciones. En el siguiente artículo te explicaremos la importancia del cuidado de tu zona genital.

1.1 ¿Qué comprende la zona íntima femenina?

La anatomía sexual femenina incluye la vulva y órganos reproductivos internos como el útero y los ovarios.

partes de la zona íntima femenina
La anatomía sexual femenina incluye la vulva y órganos reproductivos internos como el útero y los ovarios.

La vulva es el conjunto de los genitales femeninos que incluye el monte de Venus, los labios mayores y menores, el himen, el clítoris, el orificio uretral, el vestibulo vaginal y las glándulas de Skenne y Bartholin, estos ultimos localizados en el periné y en proximidad con el orificio anal. 

La vulva es el conjunto de los genitales femeninos que incluye el monte de Venus, los labios mayores y menores, el himen, el clítoris, etc.

En el tejido vulvar existen numerosas células de Langerhans (células encargadas del proceso inmunitario), mientras que en la vagina existen linfocitos. El moco cervical posee un alto número de inmunoglobulinas, todo esto brinda protección ante procesos infecciosos. Adicionalmente, el pH vaginal es de 3.5 a 4.5 lo que le otorga acidez a la zona y es fundamental para el mantenimiento de la flora normal de la vagina y evita la proliferación de gérmenes patógenos, aumento del flujo vaginal, sensación de incomodidad y mal olor.

Es un área de alta absorción y sensible a las sustancias irritantes, sensibilizantes y muy favorable para el crecimiento microbiano, por lo que el cuidado de la zona íntima es vital para evitar infecciones y dermatitis alérgicas o irritativas de contacto.

1.2 Cuidados especiales según cada etapa

1.3 Consecuencias de no tener una buena higiene íntima

Una inadecuada higiene íntima femenina puede acarrear una sensación de discomfort, malestar o dolor durante las relaciones sexuales, autoestima baja y mal olor. Dentro de las principales causas de infecciones, malos olores o flujos indeseados son la pérdida de sangre y/o flujo vaginal, descamación genital, transpiración, hiperactividad sebácea, residuos orgánicos acumulados por el exceso de vellosidad ano-genital, uso de ropas poco confortables y el aseo inadecuado.

1.4 Consejos para una buena higiene íntima

Lavar la zona 2 a 3 veces al día con agua y productos específicos para la higiene genito–anal (que contengan un pH adecuado) como Bassa & Bath® Loción Íntima, cuya combinación de ácido láctico, timol, tomillo y aceite de árbol de té brindan una limpieza y protección extrema en tu zona íntima. El ácido láctico ayuda a mantener la microflora vaginal natural al mismo tiempo que hidrata y protege. Además, el tomillo y el aceite de árbol de té tienen efectos antibacterianos y antifúngicos que previenen las infecciones ocasionadas por agentes externos.

Recuerda secar bien la zona con toallas suaves de algodón y sin frotar. Si se mantiene humedecida el área, se predispone a procesos infecciosos y el frotamiento podría generar irritación.

Evita el lavado excesivo y el uso de duchas vaginales o esponjas, puesto que eliminan la flora saprófita y modifican el pH; así como permanecer con ropa interior y trajes de baño mojados o sudados puesto que la humedad favorece la maceración y las infecciones.

Una inadecuada higiene íntima femenina puede acarrear una sensación de discomfort y mal olor.

Utiliza ropa interior de algodón, no ajustada. Los tejidos sintéticos pueden producir dermatitis por contacto y el roce continuo favorece la irritación.


Aliquam molestie dignissim nulla tempor feugiat. Vestibulum tristique auctor dolor, ac efficitur eros placerat a. Fusce ornare quam elit, quis malesuada diam dignissim eget. Sed ut sem urna. Duis pharetra, lectus sit amet consequat laoreet, enim turpis fermentum diam, eu interdum ligula magna eu neque. Aenean nec nulla risus. Pellentesque quis augue a nunc ultricies consectetur. Nunc ut nisi sodales, gravida orci accumsan, pretium sem. Ut eget orci quis est iaculis volutpat. Vestibulum quis arcu vel ipsum feugiat congue. Phasellus libero leo, congue sit amet est ut, pellentesque dignissim quam. Vestibulum sit amet nunc non mauris ullamcorper eleifend. Sed et egestas eros, in rutrum velit”.

Betty Ipsum
Profesión